Cada 5 de junio, una nueva oportunidad

09 de junio de 2021

Por Marco Rivera, Profesor Titular de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca. Especialista en electrónica de potencia para aplicaciones en energías renovables.

El Día del Medio Ambiente fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1977, aunque ya desde el año 1974 se celebra cada 5 de junio, dejando establecido este día para así sensibilizar a la comunidad en temas ambientales e incentivarlos a ser agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo.

Cada año, alrededor del planeta se organizan miles de eventos, incluyendo campañas de aseo, acciones que promueven la preservación de la flora y la fauna, así como también el incentivo a las comunidades a colaborar en desarrollar mecanismos que permitan garantizar un futuro próspero y seguro para todos.

Uno de los principales objetivos de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, adoptada por la ONU es “lograr una energía limpia y asequible”, cuyo propósito es garantizar el acceso a energía limpia, segura, sostenible y moderna en todo el mundo para proteger al planeta de los efectos negativos causados ​​por el uso de combustibles fósiles, garantizar la prosperidad y erradicar la pobreza. Lamentablemente, los eventos que han enfrentado poblaciones de todo el mundo en el último año, como la crisis social en Chile, Colombia y varios otros países con altos niveles de descontento social, además de la pandemia de coronavirus en todo el mundo, han evidenciado las grandes diferencias en la población, que también se han detallado en el Informe Global de Brecha de Género 2020, donde se informa que Chile ocupa el puesto 70 de un total de 156 países.

Los costos energéticos excesivos, el mal aislamiento térmico de las viviendas y el uso de combustibles contaminantes para la calefacción, así como el escaso acceso a la electricidad, constituyen barreras para la implementación de acciones de mitigación y un serio obstáculo para las posibilidades de los países de avanzar en la transición energética, proceso necesario para afrontar los retos del cambio climático.

Todos estos problemas han motivado a muchos países -incluido el gobierno chileno, que identificó a más de 30.000 hogares sin acceso a energía eléctrica en el Mapa de Vulnerabilidad Energética del Ministerio de Energía, y a comunidades científicas-, a reducir los costos asociados y las brechas económicas, promoviendo la penetración de energías renovables a la red eléctrica, la búsqueda de eficiencia energética y el desarrollo de microrredes para zonas aisladas o rurales o como parte de un sistema de integración energética sostenible.

Los convertidores de potencia juegan un papel relevante y crucial en la habilitación de este nuevo paradigma de generación distribuida de energía, ya que permiten la interconexión entre los sistemas de generación y la red eléctrica. Por lo tanto, es deseable que puedan aprovechar al máximo la energía eléctrica generada y entregarla al sistema de la manera más eficiente posible. Esto genera una nueva oportunidad para diferentes investigadores del país para que propongan nuevas configuraciones de convertidores de potencia, así como nuevas técnicas de control, que se adapten a la geografía chilena y que permitan aprovechar de manera más eficiente los recursos naturales que están disponibles en el país.

Pero la búsqueda de un futuro próspero y seguro para todos, a través del cuidado del medio ambiente no es sólo de algunos pocos, sino también de cada integrante de la comunidad de este planeta, quienes pueden contribuir con acciones tan simples como el cuidar el agua, el utilizar dispositivos de limpieza que no sean dañinos para la capa de ozono, reutilizables, recargables, el procurar utilizar artefactos electrónicos eficientes, aprovechar la luz natural, usar ampolletas eficientes, apagando y desenchufando dispositivos eléctricos que no se estén ocupando, entre otras. En resumen, este 5 de junio es una nueva oportunidad para promover simples acciones que contribuyan a un mundo mejor.

 

Artículo en este enlace: https://www.tourinnovacion.cl/visiones/cada-5-de-junio-una-nueva-oportunidad/